Religión, mentiras e historias de terror.


Religión hecha a su medida, si necesita un párroco que diga que una muerte no alegra, pero se siente un fresquito, se le tiene, si necesita un gobernante que premie con dinero los asesinatos y luego vaya a misa como todo buen católico, si señor, se le tiene, es más, si necesita un montón de colombianos que digan que pagar por asesinar está bien y luego todos vayan juntos a misa y vuelvan a sus casas e inculquen esos valores en sus hijos, claro si son la mayoría. Religión hecha a la medida de lo que necesite.

Mentiras, las de la guerra. Hace 5 años se ordenó invadir a Irak y que entonces EU está mejor por eso, mentira, mientras la gente paga más impuestos y pierde poder adquisitivo se entra a una recesión. Colombia crece económicamente por que el año pasado las exportaciones a Venezuela fueron responsables por un incremento en 2 puntos del PIB y nos arreglamos con palmadas y abrazos porque somos buenos vecinos, mentira porque si perdemos a Venezuela como socio económico uno de los logros de este gobierno (economía) caería como coco. También es una mentira que vivamos en un país de católicos, por que claramente los que asesinan y los que justifican asesinatos violan los mandamientos de su religión y almenos estos días parece que esos son la mayoría.

Historias de terror, me encontré 6 en la revista Soho, comparto la mejor y les dejo el link!

Martha Liliana Machín, campesina, 31 años. Salió de su casa, en zona rural de Palmira, Valle del Cauca, cargando a su hija Liliana, de 9 meses, y cargando otra vida en las entrañas. La de 31, la de 9 y el de 12 semanas se fueron en compañía de Tico, su perro. Siete días después, encontraron los cuerpos y a Tico cuidándolos, defendiéndolos de unos cerdos salvajes que querían comérselos. Martha Liliana pisó una mina que le arrancó un pie y le destrozó el otro. Intentó arrastrarse. Se desangró lentamente sin dejar de aferrarse a su bebé. Murió primero la de 31 años, luego el de 12 semanas y, más tarde, de hambre y frío, la de 9 meses. En años, meses y semanas se puede medir muy bien la crueldad de los colombianos.

Haga click en el link y viva las “6 historias de terror”.

AG

Advertisements
This entry was posted in Política, Politics. Bookmark the permalink.

5 Responses to Religión, mentiras e historias de terror.

  1. elcadumirolo says:

    La religión es una farsa y nunca justifica y muchomenos niega un acto. La religión sale de la necesidad de sentirse protegido y la necesidad de dar explicaciones a los eventos que no podemos explicar o que nuestro cerebro no lo comprende. Católicos, romanos apostolicos, judios, budistas, es lo mismo, la naturaleza humana no tiene nada que ver con la religión, somos humanos, y como tal somos cerebro primitivo, puras pasiones y sensaciones y como tal actuamos. Los humanos no nos diferenciamos de los animales, somos destructivos…. La razón pocas veces le gana a nuestro primitivo…

  2. hooligan says:

    Hooligan says : I absolutely agree with this !

  3. Andrés says:

    Puede que elcadumirolo tenga algo de razón es sus afirmaciones. sin embargo yo me acojo a Edgar Morin:

    “El siglo XX1 deberá abandonar la visión unilateral que define al ser humano por la racionalidad (homo sapiens), la técnica (homo faber), las actividades utilitarias (homo economícus), las necesidades obligatorias (homo prosaicus). El ser humano es complejo y lleva en sí de manera
    bipolarizada los carácteres antagónicos:
    sapiens y demens (racional y delirante)
    faber y ludens (trabajador y lúdico)
    empirícus y imaginarius (empírico e imaginador)
    economicus y consumans (económico y dilapilador)
    prosaicus y poeticus (prosaico y poético)

    El hombre de la racionalidad es también el de la afectividad, del mito y del delirio (demens). El hombre del trabajo es también el hombre del juego (ludens). El hombre empírico es también el hombre imaginario
    (ímaginarius). El hombre de la economía es también el de la « consumación » (consumans). El hombre prosaico es también el de la poesía, es decir del fervor, de la participación, del amor, del éxtasis. El
    amor es poesía. Un amor naciente inunda el mundo de poesía, un amor que dura irriga de poesía la vida cotidiana, el fin de un amor nos devuelve a la prosa.

    Así, el ser humano no sólo vive de racionalidad y de técnica : se desgasta, se entrega, se dedica a las dansas, trances, mitos, magias, ritos ; cree en las virtudes del sacrificio ; vive a menudo para preparar su otra vida, más allá de la muerte. Por todas partes, una actividad técnica,
    práctica, intelectual, da testimonio de la inteligencia empirico-racional; igualmente por todas partes, las fiestas, ceremonias, cultos con sus posesiones, exaltaciones, despilfarros, « consumaciones », dan testimonio del homo ludens, poeticus, consumans, imaginarius, demens. Las
    actividades lúdicas, de fiesta, de rito no son simples esparcimientos para volver luego a la vida práctica o al trabajo ; las creencias en los dioses y en las ideas no pueden reducirse a ilusiones o supersticiones : éstas tienen raíces que se sumergen en las profundidades antropológicas, se refieren al ser humano en su naturaleza misma. Hay una relación manifiesta o soterrada entre la siquis, el afecto, la magia, el mito, la religión ; hay a la vez unidad y dualidad entre homo faber, homo ludens, homo sapiens, y homo demens. Y en el ser humano, el desarrollo del conocimiento racional-empírico-técnico no ha anulado nunca el conocimiento simbólico,
    mítico, mágico o poético.”

    Dado esto, “la religión es el opio del pueblo” (creo q Marx dijo eso)… y en realidad el que cada cultura tenga su propia religión no es el problema. El “verdadero” problema radica en la manera en que se interprete la religión y de cómo ellas son antagonistas con el fin de lograr una superioridad y congregar más adeptos.

    Señores, es claro que necesitamos de pasiones como lo expresa Morin, pero ojo con la forma en que estas pasiones nos consumen!!

  4. Andrés says:

    Para complementar vuelvo a citar a Morin:

    “Homo complexus
    Somos seres infantiles, neuróticos, delirantes siendo también racionales. Todo ello constituye el tejido propiamente humano. El ser humano es un ser racional e irracional, capaz de mesura y desmesura ; sujeto de un afecto intenso e inestable ; él sonrie, rie, llora, pero sabe también conocer objetivamente ; es un ser serio y calculador, pero también ancíoso, angustiado, gozador, ebrio, extático ; es un ser de violencia y de ternura, de amor y de odio ; es un ser invadido por lo imaginario y que puede reconocer lo real, que sabe de la muerte pero que no puede creer en ella, que segrega el mito y la magia, pero también la ciencia y la filosofía ; que está poseído por los Dioses y por las Ideas, pero que duda de los Dioses y critica las Ideas ; se alimenta de conocimientos comprobados, pero también de ilusiones y de quimeras. Y cuando en la ruptura de los controles racionales, culturales, materiales hay confusión entre lo objetivo y lo subjetivo, entre lo real y lo imaginario, cuando hay hegemonía de ilusiones, desmesura desencadenada, entonces el homo demens somete al homo sapiens y subordina la inteligencia racional al
    servicio de sus monstruos.

    Por esta razón, la locura es un problema central del hombre, y no solamente su desecho o su enfermedad. El tema de la locura humana fué evidente para la filosofía de la Antiguedad, la sabiduría oriental, para los poetas de todos los continentes, para los moralistas (Erasmo, Montaigne,
    Pascal, Rousseau). Se volatilizó no sólo en la eufórica ideología humanista que llevó al hombre a dirigir el universo sino también en las ciencias humanas y en la filosofía.

    La demencia no ha conducido la especie humana a la extinsión (sólo las energías nucleares liberadas por la razón científica y el desarrollo de la racionalidad técnica podrían conducirla a su desaparición). Sin embargo, tanto tiempo parece haberse perdido, malgastado en ritos, cultos,
    ebriedades, decoraciones, dansas e innumerables ilusiones… A pesar de todo ello, el desarrollo técnico y luego el científico ha sido impresionante; las civilizaciones han producido filosofía y ciencia; la Humanidad ha dominado la Tierra.

    Es decir que los progresos de la complejidad se han hecho a la vez a pesar, con y a causa de la locura humana.

    La dialógica sapiens demens ha sido creadora siendo destructura; el pensamiento, la ciencia, las artes, se han irrigado por las fuerzas profundas del afecto, por los sueños, angustias, deseos, miedos, esperanzas. En las creaciones humanas hay siempre un doble pilotage sapiens-demens. Demens ha inhibido pero también favorecido a sapiens. Platón ya había observado que Dike, la ley sabia, es hija de Ubris, la desmesura.

    Tal furor ciego rompe las columnas de un templo de servidumbre, como la toma de la Bastilla y, al contrario, tal culto a la Razon alimenta la guillotina.

    La posibilidad del genio viene del hecho que el ser humano no es completamente prisionero de lo real, de la lógica (neo-córtex), del código genético, de la cultura, de la sociedad. La búsqueda y el encuentro se
    adelantan en el fondo de la incertidumbre y de la indecidibilidad. El genio surge en la brecha de lo incontrolable, justo ahí donde merodea la locura. La creación surge en la unión entre las profundidades oscuras sicoafectivas y la llama viva de la conciencia.

    También la educación debería mostrar e ilustrar el Destino con las múltiples facetas del humano : el destino de la especie humana, el destino individual, el destino social, el destino histórico, todos los destinos entrelazados e inseparables. Así, una de las vocaciones esenciales de la
    educación del futuro será el examen y el estudio de la complejidad humana. Ella conduciría a la toma de conocimiento, esto es, de conciencia, de la condición común a todos los humanos, y de la muy rica y necesaria diversidad de los individuos, de los pueblos, de las culturas, sobre nuestro
    arraigamiento como ciudadanos de la Tierra…”

  5. Editress says:

    Somehow i missed the point. Probably lost in translation 🙂 Anyway … nice blog to visit.

    cheers, Editress

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s